Libro editado sobre D. Quijote

D. Quijote - parte I, capítulo III 

DONDE SE CUENTA LA GRACIOSA MANERA  QUE TUVO DON QUIJOTE DE ARMARSE CABALLERO.

 


 

...Se vino a donde Don Quijote estaba, al cual mandó hincar  de rodillas, y, leyendo en su manual...

 

 ¡Oh señora de la fermosura, esfuerzo y vigor del debilitado corazón mío! Ahora es tiempo que vuelvas los ojos de tu grandeza a  este tu cautivo caballero, que tamaña aventura está atendiendo.  

 D. Quijote - parte I, capítulo VIII

DEL BUEN SUCESO DEL QUE EL VALEROSO DON QUIJOTE TUVO EN LA ESPANTABLE Y JAMÁS IMAGINADA AVENTURA  DE LOS MOLINOS DE VIENTO.

 

 

Pero él iba tan puesto en que eran gigantes que ni oía las voces de su escudero Sancho...

 

 

... dándole una lanzada en el aspa, la volvió el viento con tanta furia, que hizo la lanza pedazos llevándose tras de sí al caballo y al caballero, que fué rodando muy mal trecho por el campo.

 

 

 

D. Quijote - parte I, capítulo XVI - El ventero, que vió a Don Quijote...

DE LO QUE LE SUCEDIÓ AL INGENIOSO HIDALGO EN LA VENTA QUE ÉL SE IMAGINABA SER CASTILLO.

 

 

...Enarboló el brazo en alto y descargó tan terrible puñada sobre las estrechas quijadas  del enamorado caballero...

 

Maritornes estaba congojadísima y trasudando, de verse tan asida de Don Quijote, y, sin entender ni estar atenta a las razones que le decía, procuraba sin hablar palabra, desasirse.

 

D. Quijote - parte I, capítulo XVII - La Venta

DONDE SE PROSIGUEN LOS INNUMERABLES TRABAJOS QUE EL BRAVO DON QUIJOTE Y SU BUEN ESCUDERO SANCHO PANZA PASARON EN LA VENTA QUE, POR SU MAL, PENSÓ QUE ERA CASTILLO.

…Ya que estuvieron los dos a caballo, puesto a la puerta de la venta, llamó al ventero y, con voz muy reposada y grave, le dijo: ...

 

...¡Hijo Sancho, no bebas agua!  ! Hijo, no la bebas que te matará!...

 

 

  ...Y allí, puesto Sancho en mitad de la manta, comenzaron a levantarle en alto y a holgarse con él, como perro por carnestolendas....

 

D. Quijote - parte II, capítulo XI - Las cortes de la muerte

DE LA EXTRAÑA AVENTURA QUE LE SUCEDIO AL VALEROSO DON QUIJOTE CON EL CARRO O CARRETA DE "LAS CORTES DE LA MUERTE". 

 

 

 

... Más apenas hubo dejado su caballería Sancho por acudir a Don Quijote, cuando el demonio bailador de las vejigas saltó sobre el rucio, y sacudiéndole son ellas, el miedo y ruido, más que el dolor de golpes, le hizo volar por la campaña hacia el lugar donde iban a hacer la fiesta…

 

  ... Responder quería  Don Quijote a Sancho Panza, pero estorbóselo una carreta que salió al través del camino, cargada de los más diversos y extraños personajes y figuras que pudieron imaginarse.... 

D. Quijote - parte II, capítulo XXI - Bodas de Camacho

DONDE SE PROSIGUEN LAS BODAS DE CAMACHO CON OTROS GUSTOSOS SUCESOS.

 

 

...Y así congojado y pensativo, aunque sin hambre, sin apearse del rucio, siguió las huellas de Rocinante...

 

...Estando, pues, asidos de las manos Basilio y Quiteria, el cura, tierno y lloroso les echó la bendición y pidió al Cielo diese buen poso al alma del nuevo desposado...